La niña perdida
27843588058_0db5e3121a.jpg
40337431314_6f1a8e1a47_t.jpg

Rosa María Ros Moreno


Trece años en el momento de redactar esta página


Era un día lluvioso. Había empezado la primavera, pero todavía no hacía demasiado calor. María estaba en casa jugando con sus primos. Ya que no podían salir a la calle, su madre les había hecho palomitas y contado algunos cuentos.

María era una niña risueña y muy bonita, de ojos azules y pelo rubio muy rizado. Acababa de cumplir seis años y estaba muy contenta. ¡Estaba en camino hacia los siete! Entonces haría una fiesta e invitaría a todos sus primos y amigos. ¡Y le traerían muchos regalos!

Dejó de llover y apareció tímidamente el comenzó a salir el sol. Uno de los pequeños miró por la ventana y vio el arco iris. Todos corrieron a contemplarlo. María dijo a su madre:

-Estamos cansados de estar aquí dentro. Queremos salir a la calle y jugar un poco.

La madre meditó unos instantes si dejarles o no. ¡Todo estaba completamente mojado! Tanto y tanto insistieron que, al final, los dejó ir.

Una vez en el exterior dudaban a qué jugar. Antonio, el más decidido, propuso:

-¿Por qué no jugamos al escondite?

A los demás les pareció bien.

-Yo la quedo.

Comenzó a contar y los demás corrieron a esconderse. Pasó el rato. No encontró a nadie.

-¡Venga, salid todos! -gritaba Antonio- ya hemos terminado el juego, vamos a jugar a otra cosa.

Todos comenzaron a salir de sus escondites. Pero notaron que Maria no aparecía. La llamaron y no contestó nadie. Buscaron detrás de los árboles, debajo de los bancos, y ¡nada!

Pasaba el rato y comenzaron a asustarse mucho. Corrieron a avisar su madre de María que no podía creer lo que estaba oyendo. Le temblaban las piernas, aunque no quiso alarmarse demasiado. Les preguntó por dónde habían estado jugando, y por allí buscaron, pero nadie aparecía.

Comenzó a caer la noche. Llamó por teléfono a su marido y a otros familiares, a todos los vecinos. Muchos acudieron y buscaron. Alguien dijo:

-¡Hay que avisar a la policia!

Así lo hicieron. Le contaron todo, como iba vestida, pantalón rosa y jersey blanco…

¡Qué extraño había sido todo! ¡Había ocurrido en tan poco tiempo…!

Pasaban los días y no se tenian noticias de María. Pensaron publicar su foto en los periodicos y la TV. Los padres estaban asustados. Nadie les daba una pista y los días pasaban. ¡Ya llevaba dos meses desaparecida!

A unos pocos kilómetros de la casa de María vivía un matrimonio en una casita, junto al río. No tenían hijos, y llamó la atención de la gente verlos en la ciudad acompañados por un niño siempre muy abrigado y con una gorra casi hasta los ojos. Cuando alguien se interesaba por el hecho, siempre contestaban:

-Es nuestro sobrino. Estrá con nostros una temporada.

Mientras, las noticias de la televisión no olvidaban la historia de la niña desaparecida.

Cierto día la madre de María recibió una llamada de alguien anónimo que sospechaba del matrimonio que vivía junto al río. Aunque no conocía a la niña, pensaba que se parecía bastante al pequeño que ahora vivía con ellos.

Avisó a la policía que inició una investigación en ese sentido. Fueron al lugar y llamaron a la puerta. Salió una mujer de aspecto humilde. Al preguntarle si conocía la niña de la fotografía que le enseñaron, lo negó rotundamente.

Entraron en la casa. Registraron todo. Al inspeccionar la basura encontraron pelos rubios y rizados. Se miraron extrañados. Subieron al piso superior. En una habitación apartada había un niño. Parecía aturdido, como drogado, pero estaba muy bien cuidado. Era María.

Los ancianos explicaron que pasaron por el lugar donde jugaban los niños y la vieron tan bonita, que no lo pensaron, y… ¡se la llevaron! ¡Tenían tantas ganas de ser padres!

Los detuvieron y llevaron a la niña junto a sus padres. ¡Qué alegría! Organizaron una fiesta mucho mejor que la de su cumpleaños.

Ahora, cuando juega, nunca la pierden de vista.

40955509174_8bb6ce697f_n.jpg


Envía un comentario



Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License