Juan Díez Iséa
40544634254_cbeb1bc2bd_n.jpg
41024179084_c3d9d60b9d_n.jpg

COMIENZO

40842829715_4ee34f70fd_z.jpg

¿Cómo empezó esto?

¿Cuándo ocurrió?

Sí, tú, ¡fuiste tú!

Un día veo que te das la vuelta, me miras, sonríes…

Y, ¡de repente!, una llama se apodera de mi pecho.

¿Cómo lo has hecho para que mi cuerpo responda así?

¡Pero, no! ¡Calla! ¡No me gustaría saberlo!

¡Se perdería el encanto!, aunque…, ¡no tu encanto!

Una bocanada de aire despierta mis pulmones.

¡Veo que me respondes!

¿Sabías cómo cautivarme?

¡Usurpadora! ¡Debería acusarte!

Desconozco cómo despliegas tu hechizo, pero ¡me agrada!

Que tu cálida risa se junte con la mía, ¡también me halaga!

Y cuando, junto con tu risa me envía una mirada, mi corazón se agita y una pregunta se adentra en mi mente,

¿serás mía?

40955509174_8bb6ce697f_n.jpg

Envía un comentario



Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License