El Sistema Solar
41216868064_0d72123ff4_n.jpg

CARLOS CARMONA DEL PINO


Trece años en el momento de redactar esta página


Se denomina Sistema Solar al conjunto de cuerpos celestes que giran alrededor del sol por la atracción gravitatoria, cuya formación se debe a sucesivas condensaciones de una nube de gas y polvo, hace unos 4.600 millones de años, y el espacio comprendido entre ellos.


27087477747_5c70db40c7_z.jpg

Configuración del sistema solar hasta verano 2006

Hasta el este año, la ciencia consideraba la existencia de Nueve planetas, que ordenados a distancias crecientes al sol son: Mercurio, Venus, La tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano; Neptuno y Plutón. Todos ellos de diferentes tamaños. También el Sol, satélites (unos 64), asteroides (conocidos más de 10.000), cometas, moléculas de gas partículas de polvo…

Movimiento de los astros alrededor del Sol

Los planetas, la mayoría de los satélites y todos los asteroides orbitan alrededor del Sol en la misma dirección siguiendo órbitas elípticas en dirección antihoraria si se observa desde encima del polo norte del Sol. El plano aproximado en el que giran todos estos cuerpos se denomina eclíptica.

Configuración actual

Durante el verano de 2006, los científicos han publicado algunos cambios, en su conocimiento del Sistema Solar. El 24 de agosto de 2006, en Praga, en la XXVI Asamblea General la Unión Astronómica Internacional, excluyó a Plutón como parte del Sistema Solar. Tras una larga controversia sobre esta resolución, se tomó la decisión por unanimidad. Con esto se reconoce el error de haber otorgado la categoría de planeta a Plutón en 1930, año de su descubrimiento. Desde ese día el Sistema Solar queda compuesto por ocho planetas.

  • Sol. Una estrella de tipo espectral que contiene más del 99% de la masa del sistema.
  • Planetas. Divididos en planetas interiores, también llamados terrestres y planetas exteriores o gigantes. Entre estos últimos Júpiter y Saturno se denominan gigantes gaseosos mientras que Urano y Neptuno suelen nombrarse como gigantes helados.
  • Planetas enanos. Esta nueva categoría inferior a planeta la creó La Unión Astronómica Internacional en agosto de 2006. Se trata de cuerpos cuya masa les permite tener forma esférica, pero no es la suficiente para haber atraído o expulsado a todos los cuerpos a su alrededor. Cuerpos como el antiguo planeta Plutón, Ceres o Eris (Xena) están dentro de esta categoría.
  • Satélites. Cuerpos mayores orbitando los planetas, algunos de gran tamaño, como Ganímedes, en Júpiter o Titán, en Saturno.
  • Asteroides. Cuerpos menores concentrados mayoritariamente en el cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter. Su escasa masa no les permite tener forma regular.
  • Cometas. Objetos helados pequeños provenientes de La Nube de Oort

Las órbitas de los planetas mayores se encuentran ordenadas a distancias del Sol crecientes de modo que la distancia de cada planeta es aproximadamente el doble que la del planeta inmediatamente anterior.

El Sol y El Viento Solar

El Sol es una estrella característica de tamaño y luminosidad intermedios. La luz solar y otras radiaciones se producen por la conversión del hidrógeno en helio en el interior denso y caliente del Sol.

Aunque esta fusión nuclear convierte 600 millones de toneladas de hidrógeno por segundo, el Sol tiene tanta masa (2 × 1027 toneladas) que puede continuar brillando con su luminosidad actual durante 6.000 millones de años. Esta estabilidad permite el desarrollo de la vida y la supervivencia en La Tierra.

A pesar de la gran estabilidad del Sol, se trata de una estrella sumamente activa. En su superficie aparecen y desaparecen manchas solares oscuras lindando con intensos campos magnéticos en ciclos de once años. Los repentinos estallidos de partículas cargadas procedentes de las fulguraciones solares pueden provocar auroras y alterar las señales electromagnéticas de La Tierra; un continuo flujo de protones, electrones e iones abandona el Sol y se mueve por el Sistema Solar, formando espirales con la rotación del Sol. Este viento solar configura las colas de gas de los cometas y deja sus rastros en el suelo lunar; la nave espacial Apolo, en su misión a la superficie de La Luna, trajo muestras a La Tierra de estos rastros.

Investigación y exploración del Sistema Solar

Dada la perspectiva geocéntrica con la que los humanos percibimos el Sistema solar su naturaleza y estructura fueron durante mucho tiempo desconocidos.

Los movimientos aparentes de los objetos del Sistema Solar, observados desde La Tierra, se consideraban lo movimientos reales de estos objetos alrededor de una Tierra estacionaria.

Gran parte de los objetos del sistema solar no son observables sin la ayuda de instrumentos como el telescopio. Con la invención de éste comienza una era de descubrimientos (satélites galileanos; fases de Venus) en la que se abandona finalmente el sistema geocéntrico sustituyéndolo definitivamente por la visión copernicana del sistema heliocéntrico.

La visión que teníamos de la naturaleza del sistema solar se fue ampliando con los sucesivos descubrimientos. En la actualidad el Sistema Solar es estudiado por telescopios terrestres, observatorios espaciales y misiones espaciales capaces de llegar hasta algunos de estos distantes mundos. Los cuerpos del sistema solar en los que se han posado sondas espaciales terrestres son: Venus, la Luna, Marte, Júpiter y Titán. Todos los cuerpos mayores del sistema solar han sido visitados por misiones espaciales incluyendo algunos cometas como el Halley y excluyendo Plutón

Vida en La Tierra y posible final del Sistema Solar

La vida en La Tierra es posible gracias al sol y al agua. Si el Sol nos enviase menos calor, países enteros desaparecerían con el hielo, y si por el contrario el sol nos enviase más calor, el hielo de los polos se desharía y el nivel de los ríos y los océanos subiría en toda la tierra. El Sol quemará sus gases hasta dentro de cinco mil millones de años, luego, sus reservas se agotarán. Antes de morir, el Sol aumentará de tamaño, se hará cien veces más grandes y engullirá los planetas que lo rodean, luego se hará muy pequeño y desaparecerá.

41238225774_024ee4edbd_z.jpg

Bibliografía

  • (2006), “El Sistema Solar” [en línea], en Wikipedia, la enciclopedia libre, accesible en la dirección: http://www.wikipedia.org/
  • (2006), “Sistema Solar”, en Microsoft Student 2006.
  • (2003), “La Enciclopedia”, Editorial Salvat tomo 18

40955509174_8bb6ce697f_n.jpg

Envía un comentario

Add a New Comment


Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License