El muchacho que no existía
41294661631_4afa27d54a_z.jpg
41258042952_04a83b1d21.jpg

Instrucciones: Coloca tu texto antes de la frase CONTINÚA TÚ. Termina la edición con tu identificador encerrado entre corchetes. Eliminaremos cualquier expresión o giro improcedente. Es sólo un juego. Respeta el trabajo de tus compañeros.


Había oído un ruido. ¡Estaba segura! Fue apenas perceptible. Un roce tan solo, pero había bastado para despertarla. Aspiró aire lentamente varias veces para relajarse. Debía reconocer que era miedosa, pero no tenía motivo alguno para temer nada. Además, ¡no estaba sola en la casa!
¡Eso era! Acababan de instalarse en el viejo caserón de la abuela para pasar las vacaciones, sus padres, su hemano Alejandro y ella, y no le resultaban familiares los sonidos normales de sus cañerías, ni el golpeteo de los ajados visillos de organza contra en vidrio de las ventanas movidos por la corriente que se filtraba entre las rendijas de las torcidas maderas de los postigos.
¡Qué tonta! ¡Si podía escuchar la pesada respiración su madre que dormía a pocos metros de ella!. Pero, ¿era esa la manera de respirar de su madre?
[Angarmegía]

La verdad es que ella estaba un tanto confundida. Esa respiración nunca antes la había escuchado. Cada vez se intrigaba más. Hasta que pasados unos diez minutos, se dispuso a levantarse para averiguar que era ese ruido. Al primer lugar al que se dirigió fue a la habitación de sus padres. Pero fue en vano, el ruido no venía de aquella habitación.
Salió y conforme fue discurriendo por el pasillo, se fue acercando a la habitación en la que jamás se había atrevido pasar. De ella provenía ese extraño sonido. Se dispuso a entrar. Cuando lo hizo, no podía dar crédito a lo que sus ojos claros veían. Era un joven muchacho de unos catorce años. Ella le preguntó muy nerviosa y casi tartamudeando
- ¡Qué haces aquí!
[Peke_me]

- Yo yo vivo aquí desde hace muchos años, pero nadie se ha enterado de mi existencia hasta ahora. Estoy sólo, no tengo familia, no tengo amigos, no tengo nada. Un día como otro cualquiera, mis padres salieron y ya nunca más volvieron. Y yo, no sé por qué, no puedo salir de esta habitación. Por las noches hago ruidos, me manifiesto por la ausencia de mis padres. Quiero que vuelvan, pero sigo solo y sin poder salir de aquí. ¡Me estoy volviendo loco! ¡No entiendo, ni comprendo nada!
¡Mira mis brazos! Te preguntarás por qué están ensangrentados. ¡Pues de algo me tenía que alimentar!
[Alicia]

- Y a pesar de que es desagradable, sólo me puedo alimentar de los distintos bichos que infestan este lugar. Pero, tú no deberías estar aquí, no es bueno para tí saber mas de mi. No digas a nadie que estoy aquí, aunque, si me quieres ayudar, intenta descubrir donde están mis padres. Nos veremos aquí cada vez que sepas algo nuevo. Ahora vete, no me gusta que nadie me vea así.
[Francisco Alejandro Moreno Ramírez]

Ella no sabía qué hacer. No daba crédito a lo que veía ni cómo ese niño podía estar ahí y que nadie antes lo hubiera viste ni oido. ¡Solo ella! Se preguntaba una y otra vez, ¿por qué? ¿Qué haría ese niño ahí? ¿Dónde estarían sus padres?…
Esa noche no pudo dormir. No hacía nada más que pensar. No sabía si ayudarlo o no. También tenía mucho miedo de contarselo a sus padres, pues el niño podría vengarse de ella por no haber respetado su palabra. Así que decidió que lo mejor seria…
[Beatriz Berenguel Hernández]

Ayudar al niño y no dejarlo tirado…
Transcurridos unos veinticinco minutos, se armó de valor y se levantó del sillón. Fue a buscar a los padres del joven. Al cabo de una larga hora de búsqueda, logró encontrarlos pero ellos estaban…
[José López Lázaro]

¡Inconscientes!
Tenían signos de haber sido golpeados por alguien… o por algo. Ella se quedó paralizada como si su cuerpo no pudiese responder mientras que el niño los estuvo observando y dijo:
- Estos no son mis padres… parecen maniquíes. Alguien debió dejarlos aquí por algún motivo. Están muy bien diseñados.¡Seguro que el que los hizo los conocía a la perfección!
De repente, de la nada, unos aterradores crujidos resonaron en toda la habitación:
- ¡Clac, clac!
No les dio ni tiempo para girarse cuando algo se abalanzó sobre ellos cual león sobre su presa y…
[Paco Ramos Muñoz]

CONTINÚA TÚ


Si no estás muy seguro de saber describir, consulta la TEORÍA en http://angarmegia.com/redactar.htm
TEORÍA (recogida en las clases) Portal Angarmegia
También puedes encontrar actividades interactivas y prácticas en "Estudia tus lecciones": http://angarmegia.com/refuerzoestudio.htm#Lengua


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License