Beatriz Ávalos La Torre
40602326594_f6393a7a93_z.jpg

Julietas


Siento por mis venas
el frío aliento de la muerte.

Pero, quizás no sea yo,
ya que ya no siento,
ya que ya no te tengo,
ya que ya no me tienes.
Y quizás por eso muera.

Tú mueres.
Mueres de pena, junto a mi sepulcro
mientras miras mi foto.

¡Solo te compadeces de ti!
Ahora piensas en buscar una nueva Julieta
no muerta.

Ahora mueres porque te das cuenta.
¡Esa Julieta te mata, no te ama!
¡La antigua sí te amaba!

Y entonces vuelves a su lecho de muerte,
abres los ojos, te das cuenta de todo
y… mueres.

En el nicho de tu amor predilecto,
en el lecho de muerte de tu verdadero amor,
tú mueres y ella lo siente.

¡Siente tu muerte!


Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License